lunes, 4 de junio de 2007

nubes y claros

no termina de pasar la tormenta, aún se escuchan los truenos, no nos podemos quitar aún la toquilla... el fin de semana pintaba gris y difícil, pero a pesar de las babosas y los bichos que se comen las flores, podemos recuperar los colores de las explanadas oníricas de Richmond, las estelas plateadas en medio del atardecer y los brillos sin igual del río a su paso por los polos de Lacoste y las familias reunidas en torno a un campo de cricket

Fendetestas

más domingo de pasión, entre las gafas de sol y poco más que vestían los maniquíes de Brick Lane. pretender que se miran los puestos y caminar por aceras desbordadas de despojos de una tribu hedonista. Nieves me odiaría por siquiera pensar en ella al escribir estas líneas pero ni ella pudo negarme el éxito del maniquí en el escaparate de sus almacenes de otro tiempo. a ella le debo la foto-inventario de su mercancía, y yo me cobré con esa foto (que os debo) de la chica japonesa agachada y enseñándonos sus bragas

masimor@hotmail.com

3 comentarios:

AgitatedSuzieQ dijo...

Nunca frena. I miss u.

bowie dijo...

a ver esa foto!

entonces te has mudado?
¿y la nueva dirección?

abrazo

manolaii dijo...

ya, pensaba que eran negras, pero... qué va..