sábado, 16 de junio de 2007

no pares

empezaron a caer unas finas gotas de cielo gris y pacífico en nuestras caras, refrescantes, que a nadie parecieron importarle. nadie se temía lo peor, porque lo mejor estaba aún por venir en forma de Perry Farrell con su Satellite Party. la otra fiera en el escenario, su mujer y seguramente musa, hizo que el estéreo fuese también visual. ella bailaba como una sirena en el agua y él... él lo hacía todo

pocos nos movimos de allí para no perdernos una milésima de espacio ni de tiempo de Queens of the Stone Age, bajo aún más refrescantes gotas de lluvia de Hyde Park. entretanto, algunos espíritus llevaron una antorcha cien metros al sur, a volar con the Thrills, sobre la Isla de Wight (the Bees) y hasta Francia (Air) para rendir homenaje a los artistas "b" de la noche. fue duro tener que tomar esa decisión...

si hay una banda que tiene significado para mí desde que vivo en estas tierras, ésos son the White Stripes. al límite de la emoción y del sonido, dijeron la última palabra en un escenario ya dado de sí a base de notas eléctricas y rotundas. poderosos. implacables

masimor@hotmail.com

1 comentario:

AgitatedSuzieQ dijo...

Salvo Air, que me encantan, los demás no sé quiénes son...