domingo, 29 de octubre de 2006

generator

hacían falta unos minutos de absoluto descanso, unas horas sin enemigos a la vista, un rato fuera de Londres, sin cursos nuevos ni viejos trabajos de mierda ni mudanzas ni entrevistas ni applications ni caseros rabiosos ni no saber dónde está mi casa ni qué trampa me espera a la vuelta de la esquina en cada esquina.
Berlin. nunca se me habría ocurrido venir por mi cuenta, pero tal vez de la mano de un ángel... aunque con Alvaro y con Oliver ya había surgido la idea..
pasear y comer salchichas y beber cerveza y descubrir el Café Manolo y perderse por la noche en un transporte público que funciona 24 horas y entrar en una fiesta glam rock años 80 llena de siniestros y punks, y mercados, tranvías, guapas rubias alemanas que te sonríen y se ríen si sonríes, y rock y bicis y una habitación con literas para 8 pero sin sexo en grupo... y todo el amor del mundo en un fin de semana.

masimor@hotmail.com

3 comentarios:

Anónimo dijo...

A pesar de las dificultades, siempre sale el sol aunque sea por un rato o un "angel" aparece a la vuelta de la esquina. Disfruto leyendote.
ars.

fisher dijo...

entre todas las pompas de oxigeno para un finde escada de londres, Berlín se sale. si señor!

las autoridades sanitarias recomiendan tomar pompas cada dos meses... amterdam, aarhus, dublin están a unos pocos pounds de diferencia que quedarse el finde in london de pintas... y lo bien que sientan.

Rebeca dijo...

besito.