viernes, 15 de septiembre de 2006

noches

el otro día vimos otra vez a Selfish Cunt. un año después, en el mismo sitio, el Vibe bar, Brick Lane. eran la misma energía y el mismo glamour, pero un poco más grandes, el escenario más grande... ya no me vino a cantar una nana ni se subía por las columnas ni reptaba por el techo como en el George... a continuación, Acuostic Ladyland nos dieron una lección de cómo un saxo habla en todos los idiomas y de cómo hay n+1 maneras de tocar la guitarra eléctrica. ésta vez, con un teclado.
el martes nos perdimos Yerma, de Lorca, porque se habían acabado las entradas. me quedé con la duda de si se representaría en inglés o en español. el próximo martes lo intentamos otra vez y os lo cuento
el miércoles fue el turno de Radio Birdman, australianos de los años 70, con un estilo directo y franco, como un poema de Yeats. El me recordaba a Nick Cave, sensual, cimbreante... fue una gran noche. se bebió mucho. la cerveza se había agotado antes de empezar el concierto y no quedó otra que beber botellas de Newcastle Brown

¿y por qué todo ésto? escucho Mudhoney. recuerdo planear ir al concierto de Mudhoney, me suena que al final se fue a ver Mudhoney. posiblemente bebí demasiado, es decir, mucho, y el alcohol barrió todos los posibles recuerdos asociados a ésa noche. una lástima. no tengo el papelito de la entrada, y, por supuesto, no escribí sobre ello en el blog.
que alguien me lo cuente

masimor@hotmail.com

1 comentario:

Rebeca dijo...

¿Y estás contento?