martes, 23 de agosto de 2005

días de vicio

y tendré que despedirme de internet otra vez,
posiblemente hasta que encuentre la nueva casa
que estoy buscando.
al tiempo que busco trabajo
mientras disfruto los últimos días de pre-vacaciones,
los últimos antes del corte de mangas.
pero lo más importante, Montse;
Mon se ha ido y ya no vive más aquí.
son malas, malas noticias.
pero en tres días estoy en Pucela sin demasiadas preocupaciones en el frente,
espero.
Zaraida se fue definitivamente por fin el otro día,
a casa, a Las Palmas,
después de naufragar en Londres durante casi seis meses.
el sábado hubo fiesta en casa.
un poco Mon y un poco yo y tuvimos una fiesta de despedida,
con no mucha gente pero con mucho sabor,
inglés, surafricano, noruego, australiano, español...
pero muy íntima
mojitos, gazpacho, kalimotxo...
y nos invitaron a todos a una boda
también el sábado encontramos una máquina de escribir
en la calle. qué chula es, y funciona de miedo
y son miles de cosas por escribir
y pierdo el hilo
y a los dos días es humo,
y ya todo aparece dentro de un mismo cuadro
y todo ha pasado al mismo tiempo,
tanto tanto tanto
22 de Junio - 22 de Agosto
aunque aún quede verano, pareció desfallecer
el otro día, y ayer con esa lluvia y frío.
pero hoy no he ido a trabajar y sí al Soho
a encontrar a Oli y a tomar el sol
y pasear y ver tiendas de discos, y comer
y buscar trabajo. yo también, claro.
y a ver a Dani, y luego a casa de Montse,
de visita, y al minuto ya te sientes como en casa,
Montse.
todo el día en bici, a todos los sitios,
qué dolor de culo
por dios
y estoy de baja por estrés y depresión,
¿no?
creo que hay gente que vive de éso.
yo sólo quiero relajarme un poquito
y todas las demás buenas noticias y cosas que han pasado
en los últimos 10 días, de las que no me acordaré ahora,
como el festival de Cardiff, como la noche de Brick Lane,
como toallas sobre la arena de la playa,
de la playa que no volveré a ver este año.
y cientos de fotos que cuentan miles de historias
presentes, pasadas y futuras.
hasta otro día


manolai@gmail.com

4 comentarios:

tribecca dijo...

Manolo,
que te echo de menos.

que Ljubljana nos une, ¿o nos separa?

que me cuentes cómo estás, anda
que me cuentes, algo.

AgitatedSuzieQ dijo...

Ay Manolo Manolo!!!
Ya no me escribes, no vienes a visitarme a mi blog... Da igual que tus comentarios no estén numerados, nunca me los contestas. ¿Qué te puedo hacer, decir, contestar, para saber de tí? ¿Estás sin internet? ¿Estás sin trabajo? Piensa en qué bien, ya no tienes la obligación de levantarte a una hora, ir a un sitio y aguantar a gente que igual no te apetece. Todo es cuestión de ver las cosas desde un prisma mucho más positivo.
Mil besos

manolaii dijo...

no sé qué tiene de malo mi punto de vista

manolaii dijo...

no sé qué tiene de malo mi punto de vista