jueves, 2 de septiembre de 2004

Al menos ya me he quedado a gusto. Habia escrito cuarto y mitad de bobadas sin sentido, por un lado, y un largo mensaje a un amigo, y a ambos los he mandado al limbo de los posts vergonzoso-lamentables y al saco de los correos que nunca llegan, respectivamente.

En Colombia -Bogota, para ser exactos- hay un tio que trabaja en Correos y que se dedica a investigar las cartas que no han podido ser entregadas porque les falta la direccion o es una que no existe o no hay quien la entienda... e intenta hacerlas llegar a su destinatario a traves de mil pesquisas y escudriñamientos (o escudriñaciones?)

Ultimamente muchas chicas me dan su direccion de correo electronico sin que yo se la haya pedido. Pero cuando les escribo un e-mail o les envio las putas fotos prometidas, resulta que esa direccion no existe. Por favor, que alguien me lo explique.

Son las 12, mañana me levanto a las 5:30. Estoy tan cansado que no tengo fuerzas ni para llegar a la cama que esta a 42 cm de mi (sin contar el paseo al cuarto de baño a lavarme los dientes). Pero me voy a liar un cigarrito y me voy a salir a fumarlo al patio

Buenas noches

masimor@hotmail.com

1 comentario:

Eugenio Martínez Sierra dijo...

Haría falta en México un señor como ese Bogotiense...

Sobre lo de la dirección de correo no sé que decirte, pero tengo un amigo que diría que son esas mujeres que bajan la barra del word y gritan porque se les ha borrado todo.

Y estando la cama a 42 cms puedes dejarte caer. Con suerte caes en la cama, sino, duermes en el suelo, que no se está tan mal ^^